Abogado de Accidentes Laborales en Madrid

Accidente laboral y Seguridad Social en Madrid: parecen lo mismo, pero solo el abogado con conocimientos en ambas sabrá qué hacer.

Accidente laboral y Seguridad Social en Madrid

Accidente Laboral y Seguridad Social en MadridEl común de la gente tiene más o menos claro en lo que consiste un accidente laboral, esto es, el accidente que se produce en el centro de trabajo o, en definitiva, donde se desarrolla la actividad profesional. Sin embargo, esta definición, sin ser errónea, es insuficiente a fin de abarcar los múltiples casos contenidos en esta materia del Derecho, por ello es necesario que el abogado laboralista posea conocimientos globales en la materia, es decir y en nuestro caso, tanto de accidente laboral y Seguridad Social.

Si alguien resulta herido en su puesto de trabajo se entiende sin dificultad que puede presentar una denuncia por accidente laboral, pero ¿qué ocurre si el accidente no se produce exactamente en el recinto de la labor profesional? ¿Es indemnizable entonces? ¿Qué consecuencias tendrá respecto de Seguridad Social? ¿Y en relación a la Mutua de accidentes de la empresa en cuestión?

Podemos ver que el llamado “accidente laboral” no es tan simple como parecía en un principio. Se han de controlar todos los aspectos, por ejemplo, si estamos ante un accidente con invalidez o no, si constan bajas por enfermedad en Seguridad Social o si existe siquiera algún parte de baja en Seguridad Social.

 Por todo ello : se hace imprescindible que nuestro abogado sea un experto conocedor de la materia laboral y de Seguridad Social a fin de que nuestras posibilidades de éxito sean reales en la reclamación a interponer así como a la hora de saber utilizar todos y cada uno de los elementos en presencia.

Accidente laboral y Seguridad Social en Madrid: Caso de accidente en el trabajo que deriva en enfermedad

 Accidente laboral y Seguridad Social en Madrid

Marisa H.L. acudió a mi despacho contándome lo que le había ocurrido en su trabajo. Marisa H.L. era trabajadora social en un centro de la Comunidad de Madrid gestionado por un organismo autónomo por lo que se trataba de que sus funciones eran ejercidas como personal laboral y no como funcionaria.

 Pues bien, un día atendió a un cliente del servicio en cuestión solicitante de una renta básica para su subsistencia, la cual no solo existe en Madrid sino también en otras Comunidades Autónomas. Parece ser que Marisa H.L. explicaba al usuario la necesidad de aportación al expediente de una documentación complementaria requerida legalmente y que no había sido acompañada con la solicitud.

Tal petición no fue recibida con agrado por parte del usuario en cuestión quien, visiblemente alterado, comenzó a gritar profiriendo insultos contra Marisa H.L.  golpeando su mesa de trabajo. Los insultos degeneraron en amenazas graves siendo necesaria la intervención del personal de Seguridad a fin del desalojo de tan desagradable individuo. Unos días después y a la vista de la información obtenida, la entidad autónoma a la que Marisa H.L. pertenece elaboró el correspondiente parte de accidente de trabajo en el que se relataba todo lo acontecido.

Cinco días después del mencionado parte y 10 días desde que acontencieron los hechos, Marisa H.L. presentó un cuadro de ansiedad siendo atendida por lo servicios médicos de la Mutua contratada para, luego, ser derivada a su médico de cabecera. Éste, cinco días más tarde, extendió parte de baja derivada de enfermedad común por cuadro ansioso con “origen laboral”. Marisa H.L. hubo de esperar 15 días para experimentar mejoría médica.

 Asesoramiento legal y continuación del procedimiento.

 Precisamente es a partir de aquí donde puede observarse la importancia, no solo de contar con el asesoramiento de un abogado sino, más aún, de contar con dicho asesoramiento cuanto antes y, si es posible, desde el principio de cualquier procedimiento porque ello permitirá avanzar por cada una de sus fases con la certeza y confianza de que, en caso de llegar a un procedimiento judicial, éste estará debidamente fundamentado.

 Marisa H.L. acudió a mi despacho unos pocos días después de reincorporarse a su puesto de trabajo y ello permitió que me hiciera cargo de su caso desde un principio hasta su desenlace judicial, lo cual facilitó su defensa en el procedimiento al que nos vimos avocados.

 La primera actuación consistió en presentar ante la entidad gestora, de la cual Marisa H.L. era dependiente, una solicitud de determinación de contingencia, es decir,  la determinación de que la enfermedad que Marisa H.L. había sufrido tenía un origen laboral siendo, por tanto, la entidad gestora quien se hiciera cargo del pago de los días de baja obligada y no el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social), en cuyo caso el porcentaje a cobrar sobre el total del sueldo es considerablemente menor.

La resolución dictada por el INSS suponía entender que la baja sufrida por Marisa H.L.  correspondía a una enfermedad común y por lo cual no sería la entidad gestora sino el propio INSS quien procedería a su pago, con lo que la cantidad a entregar resultaba ser muy inferior al sueldo cobrado por Marisa H.L.

Frente a la citada resolución fue presentada reclamación previa a la vía judicial siendo igualmente denegada la pretensión de mi clienta por lo que, como último recurso, habría de interponerse la correspondiente demanda judicial.

 Demanda judicial y Sentencia favorable.

Demanda y Sentencia Favorable en Accidente laboral y Seguridad Social en Madrid 

La demanda judicial fue presentada sobre la base de que la enfermedad que había provocado la baja laboral de Marisa H.L. no era sino una enfermedad laboral correspondiendo, por ello, el subsidio con cargo a la mutua demandada. No solo la Mutua en cuestión era demandada sino también la entidad gestora así como el propio INSS en virtud de sus resoluciones.

Precisamente es aquí donde ser observa lo especialmente importante que es hacerse desde el principio con el asesoramiento adecuado. Al ser el Letrado actuante desde el inicio del procedimiento conocía perfectamente los pasos dados, ya que se habían producido bajo mi dirección facilitando la defensa de los intereses de Marisa H.L. en sede judicial sin que quedara ningún cabo suelto que pudiere ser perjudicial.

La enfermedad de Marisa H.L. había sido consecuencia del incidente con el usuario del servicio, debidamente documentado, por lo que no existía duda alguna que debía considerarse como enfermedad laboral o como consecuencia del desempeño de la actividad laboral. Como abogado con experiencia, conozco la Jurisprudencia y ésta eximiría de responsabilidad si el usuario hubiese sido, por ejemplo, el novio de Marisa H.L., aunque la discusión se hubiera producido en el puesto de trabajo, pero ese no era el caso.

El cuadro de ansiedad generado lo fue directamente como consecuencia del desempeño de la actividad laboral y si las lesiones sufridas en un momento dado por una agresión en el puesto de trabajo deben ser consideradas como accidente de trabajo, de la misma naturaleza deben entenderse las consecuencias derivadas de ello, en ese caso el cuadro de ansiedad generado.

Su Señoría admitió por tanto, que las dolencias de Marisa H.L. habrían de considerarse como derivadas de accidente de trabajo y, como consecuencia de ello, era estimada la solicitud de prestaciones de contingencia con cargo a la mutua.

Todo lo expuesto no hace sino demostrar la imperiosa necesidad de contar lo antes posible y cuando ello sea necesario, con un abogado experto en cualquier accidente laboral y en Seguridad Social, ya que detrás del término “accidente laboral” se esconden multitud de supuestos, cada uno de ellos con diferente grado de complejidad, a pesar de lo que las apariencias pudieran mostrar.

Marta Heras

Marta Heras

Marta Heras es una abogada laboralista experta en accidentes laborales. Su experiencia de más de 14 años en este tipo de casos le hace ser una elección segura para sus clientes.
La satisfacción de sus clientes al conseguir las mejores indemnizaciones es la mejor carta de presentación para Marta.
Marta Heras

(Defendiendo con éxito a clientes también de: Getafe; Las Rozas; Leganés; etc…)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.