Abogado de Accidentes Laborales en Madrid

Delitos contra los derechos de los trabajadores en Madrid: derecho a la seguridad del trabajador

Fernando Camacho - Delitos contra los derechos de los trabajadores en MadridDelitos contra los derechos de los trabajadores en Madrid

Todo trabajador tiene derecho a desempeñar sus funciones en unas condiciones laborales dignas y que le protejan de sufrir cualquier tipo de accidente laboral en la medida de lo posible, pudiendo incurrir el empleador que no asegure dichas condiciones de seguridad laboral en la comisión de un delito.

Si usted considera ser una víctima de delitos contra los derechos de los trabajadores en Madrid, no dude en ponerse en contacto con mi Despacho donde le asesoraré sobre su problema.

La obligación de todo empresario de garantizar a sus trabajadores unas condiciones de trabajo dignas, y evitar en la medida de lo posible que los mismos puedan sufrir cualquier tipo de lesión, es un imperativo constitucional, así en el artículo 40.2 de la Constitución española se recoge como principio rector de la política social y económica del Estado, la obligación de las distintas administraciones de velar por la seguridad e higiene de los trabajadores.

El desarrollo de esta obligación constitucional viene recogido entre otros textos legales en la Ley de Prevención de riesgos laborales y en el Código Penal en sus artículos 311 y siguientes.

En este artículo me voy a centrar el en delito por infracción de las normas de prevención de riesgos laborales, cometiendo dicho delito todo empresario que bien dolosamente o bien por omisión, no facilite a los trabajadores los medios necesarios para que estos desempeñen su actividad en condiciones que no se ponga en riesgo su higiene y salud.

Así por ejemplo, este delito no solo se cometerá por ejemplo por el empleador que se niegue a proporcionar un casco a un peón de obra, sino que será cometido también por aquel empresario que desconociendo que un peón no puede estar a menos de cinco metros de un cable de alta tensión, no le impida que realice dicho acercamiento.

Este tipo de delitos laborales prescriben a los 5 años, es decir, una vez transcurridos 5 años desde su comisión no podrán perseguirse penalmente, razón por la que si usted cree estar siendo víctima de un delito de ésta clase, es recomendable que se ponga con la mayor prontitud posible con un abogado laboralista para iniciar el procedimiento y evitar su prescripción.

Delitos contra los derechos de los trabajadores en Madrid

Caso real de delitos contra los derechos de los trabajadores en Madrid

A continuación voy a citar un ejemplo de un procedimiento de delito contra la seguridad colectiva de los trabajadores cuya defensa jurídica me fue encargada.

Hace aproximadamente 5 años, D. Juan S.D., un cliente de mi Despacho se puso en contacto para explicarme el accidente laboral que había sufrido.

Juan S.D. era empleado de una empresa constructora en la categoría profesional de peón, trabajando en una obra para construir un bloque de viviendas.

A la hora del almuerzo, todos los trabajadores de la obra acudían a un bar cercano al inmueble, a excepción de D. Juan S.D. quien prefería quedarse en la obra para comer un bocadillo que traía de su casa. Una vez finalizada la hora del almuerzo, cuando los trabajadores volvían a su lugar de trabajo, pudieron observar como D. Juan S.D. se precipitaba desde un balcón situado a unos tres metros del suelo, ya que dicho balcón no contaba con la preceptiva valla de protección.

Como consecuencia de la caída D. Juan S.D. sufrió lesiones de diversa consideración, debiendo causar baja un total de 150 días.

Cuando D. Juan S.D. acudió a mi oficina para comentarme lo ocurrido, decidí que la mejor opción era interponer una denuncia por un delito contra los derechos de los trabajadores, además de dar parte de lo ocurrido a  Inspección de Trabajo.

Durante el procedimiento, la empresa negó tener responsabilidad alguna, al considerar que D. Juan S.D. no obró con la diligencia debida, pues el mismo no debía encontrarse a la hora del almuerzo en la obra, ya que a esa hora tanto los trabajadores como los encargados abandonaban el lugar.

Finalmente el juez nos dio la razón, pues durante el juicio se demostró no solo la inexistencia de la valla de protección, sino que se demostró además que la empresa carecía de un plan de prevención de riesgos laborales, razón por la que condenó al único socio de la empresa a la pena de 8 meses de prisión y a indemnizar a D. Juan S.D. en la cantidad de 32.566 €.

El segundo ejemplo que voy a citar, trata sobre un delito por las lesiones causadas a un trabajador.

Emilio Ramón V.J. trabajaba para una empresa que se dedicaba a la construcción de toda clase de inmuebles.

Emilio Ramón V.J. firmó con la constructora un primer contrato de 3 meses, y posteriormente un segundo contrato de 12 meses. Al finalizar el segundo contrato, la empresa le comunicó su decisión de no renovarle, no obstante informó a D. Emilio Ramón V.J. su interés de que continuase trabajando para la mercantil durante unos meses sin contrato hasta la finalización de la obra de una nave industrial, oferta que aceptó mi cliente.

La Prevención de riesgos laborales evita delitos a los derechos de los trabajadores en MadridCuando apenas quedaban dos semanas para finalizar la obra en la que D. Emilio Ramón V.J. estaba trabajando sin contrato, se ordenó al mismo que subiera al tejado de la nave para colocar unas planchas metálicas en la cubierta. Durante la colocación de dichas planchas metálicas, D. Emilio Ramón V.J. contactó con la cabeza con una línea de alta tensión que sobrevolaba la nave a una altura de unos 180 centímetros.

Como consecuencia de dicho contacto D. Emilio Ramón V.J. sufrió una descarga eléctrica lo que le provocó lesiones de gran consideración, destacando entre otras la amputación de la mitad superior del pabellón auricular izquierdo, afaquia bilateral y pérdida de sustancia ósea en el cráneo.

Al considerar que la empresa constructora había incurrido en un delito, denuncié los hechos ante el Juzgado de Instrucción, resolviendo finalmente el Juzgado de lo Penal que por parte de la mercantil no se había cumplido con la obligación de guardar una distancia de seguridad con el cable de alta tensión de 5 metros, por lo que condenó al administrador de la empresa constructora a la pena de dos años de prisión y a indemnizar  a D. Emilio Ramón V.J. en la cantidad de 54.320 € por las lesiones y a 120.000 € por las secuelas, es decir a un total de 174.320 €.

En la actualidad es común que la gente tenga un sentimiento de desprotección y de inmunidad de los empresarios incumplidores de las normas de seguridad, no obstante, como abogado laboralista puedo decir que si dicho sentimiento de inmunidad existe, es porque los trabajadores no solicitan el debido asesoramiento, razón por la que invito a todo trabajador que haya sufrido un accidente de trabajo se ponga en contacto con mi Despacho donde le prestaré el debido asesoramiento y defensa jurídica.

Fernando Camacho

Fernando Camacho

Fernando Camacho, licenciado en Derecho, se especializa en el Derecho Laboral siendo experto en reclamaciones por accidentes laborales y de responsabilidad civil.
Fernando le ofrece a sus clientes su formación y su experiencia para conseguir las mejores indemnizaciones en todos los casos relacionados con accidentes laborales.
Fernando Camacho

(Con casos de clientes en Parla, Coslada, Leganés, etc.)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.